Día Mundial de los Humedales: el ejemplo de Herramélluri (La Rioja)

La Confederación Hidrográfica del Ebro Ebro celebra la efeméride del 2 de febrero con la finalización de la restauración fluvial en un tramo del río Tirón, que ha supuesto, además, la recperación del antiguo humedal de San Totis. La zona intervenida ha sido señalada en el proyecto europeo LIFE Lutreola para la conservación del visón europeo, el vertebrado más amenazado de Europa, como la zona con mayor densidad de ejemplares. Desde hace 15 años, el Organismo ha actuado en la recuperación de 16 humedales y ha creado nuevas zonas húmedas a través de proyectos innovarores. Acciones en las que la impliación de los agentes sociales y las administraciones locales ha sido crucial.

Durante los últimos 50 años han desaparecido al menos un tercio de los humedales del planeta. Dado el valor, tanto natural como socio-económico que tienen los humedales, el 2 de febrero de 1971 se firmó el Convenio Ramsar, un tratado mundial ratificado por más de 150 países para proteger los humedales y promover su uso racional. Desde entonces, el 2 de febrero se denomina el Día Mundial de las Humedales, celebrándose infinidad de actuaciones dirigidas sobre todo a la gestión y divulgación de la fauna y flora ligada a estos medios.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) celebra el Día Mundial de los Humedales 2021 contribuyendo a aumentar la biodiversidad de la confluencia de los ríos Reláchigo y Tirón, un espacio de alto valor ecológico, gracias a la finalización de los trabajos de formación del humedal de San Totis, en Herramélluri (La Rioja), en el que se han invertido 94.927 euros.

El espacio se sitúa en terrenos que estaban ocupados por choperas productivas, y que se han renaturalizado para que sirva de cobijo a especies de fauna autóctona, mejorando así la biodiversidad del entorno.

La  zona intervenida ha sido señalada en el proyecto europeo LIFE Lutreola para la conservación del visón europeo, el vertebrado más amenazado de Europa, como la zona con mayor densidad de ejemplares. En esta zona de antiguos sotos, las avenidas periódicas del río Tirón formaban pequeños humedales de gran riqueza ambiental, como el que se ha recuperado.

Los humedales son hábitats atrayentes con un alto valor natural, algunos organismos los necesitan para completar su ciclo acuático (caso de los anfibios, caballitos del diablo y  libélulas) pero muchos otros, encuentran en dichos enclaves, parte de su alimento, caso de aves, reptiles y/o mamíferos, o pueden emplearlos para hidratarse. Por ello la CHE hace décadas promueve y  apoya iniciativas de restauración y/o creación de humedales.

En la puesta en marcha de estas iniciativas de recuperación de zonas húmedas, el impulso y la implicación de los agentes locales resulta de vital importancia, como ha sucedido en este caso con la CHE, el Ayuntamiento de Herramélluri y la Asociación Sociocultural Ciudad de Libia.

Restauraciones en la cuenca del Ebro

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha realizado  una acción de conservación en el humedal de la Balsa de Larralde, en Garrapinillos (Zaragoza), un espacio donde se han cumplido  25 años desde que el Organismo inició la restauración y mantenimiento de este espacio, hoy un humedal singular de Aragón.

El Organismo ha intervenido en los últimos 15 años  en 16 humedales de las provincias de Álava, Burgos, Huesca, Guadalajara, La Rioja, Navarra, Soria, Teruel y Zaragoza, mientras que para 2021 están previstas nuevas actuaciones en las lagunas de Elciego (Álava) y Olite (Navarra).

  • Adaptación de Islas nido y observatorio de aves  en el Embalse de Monteagudo de las Vicarias (Soria)
  • Canales de conexión y salida  con el Ebro en el humedal de Labastida (Álava)
  • Laguna de Orkoien (Navarra)
  • Laguna de La Degollada en Calahorra (La Rioja)
  • Galacho de los Fornazos en Boquiñeni (Zaragoza)
  • Laguna de Hervias en la Rioja
  • Laguna de Bayas en Miranda de Ebro (Burgos)
  • Ojos de Pontil en Rueda de Jalón (Zaragoza)
  • Ojos de Cimballa en Cimballa (Zaragoza)
  • Ojos de Monreal en Monreal del Campo (Teruel)
  • Alberca de Loreto en Huesca
  • Balsa de Larralde en Zaragoza
  • Humedal de la Yunta en La Yunta en Guadalajara
  • Humedal de Rubielos de la Cérida en Teruel
  • Laguna del Cañizar en  Cella y Villarquemado Teruel
  • Laguna de Totis en Herramelluri (La Rioja)
  • En fase de Proyecto a hacer en 2021
  • Laguna de Elciego (Álava)
  • Laguna de Olite (Navarra)

Estos proyectos se integran en las actuaciones de conservación de cauces y gestión medioambiental que el Organismo desarrolla en toda la cuenca y su objetivo es establecer una dinámica de recuperación y acondicionamiento integral que favorezca la implantación de especies propias de sus hábitats, además de devolver a estos espacios la máxima naturalidad y asegurar su conservación.

La demarcación cuenta con doce humedales Ramsar (tratado mundial ratificado por más de 150 países para proteger los humedales y promover su uso racional), con una superficie total de 62.579 hectáreas.

Nuevos humedales

Además de los proyectos de restauración la CHE , ha realizado proyectos muy novedosos que han supuesto la creación de nuevos humedales: la reconexión de meandros en el tramo bajo del Arga, en Funes (Navarra), donde se han creado cinco humedales para  favorecer la capacidad de desagüe del río, una  ayuda en situaciones de crecida; el LIFE+Territorio Visón en el río Aragón, en Marcilla (Navarra), con una docena de nuevos humedales que recuperan el hábitat para esta especie en peligro de extinción o CREAMAgua, en la Comarca de Los Monegros (Huesca), donde 16 humedales ya han demostrado su utilidad mejorando la calidad de las aguas en áreas degradadas por el uso agrícola intensivo (se reduce la presencia de nitratos y sustancias en suspensión).

DCIM\100MEDIA\DJI_0101.JPG

A estos se ha sumado el nuevo humedal creado dentro del proyecto de actuación de restauración fluvial del Ebro en el Paraje de La Nava (La Rioja), la intervención piloto de la estrategia Ebro Resilience que ha supuesto incrementar el espacio fluvial para reducir el riesgo de inundación y a la vez, regenerar la biodiversidad.

Así os contábamos cómo se creó este humedal.

Ebro sostenible

Este proyecto responde a los principales ejes de acción de la CHE definidos para un Ebro Sostenible. El eje 4 es precisamente renovar la visión de la dinámica fluvial, que recoge tanto la necesidad de incorporar nuevas medidas ambientales e implantar caudales ecológicos, como el trabajo para devolver a los ríos el espacio que necesitan.

Los otros cuatro ejes que también guían los objetivos de la Planificación Hidrológica, son la mejora del conocimiento, la mejora de la gestión, las acciones para el buen estado de las masas de agua y la garantía de suministro para usos esenciales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s